© 2020 LES

  • LES

Dominación (03)

Actualizado: mar 9

Durante miles de años la tierra fue objeto de visitas, desde visitantes con apariencia humana, hasta seres con otras bases químicas y morfologías diversas, lógicamente si llegaban a la tierra era intencionadamente, estudios, exploración o misión, normalmente su estancia era temporal y regulada, no obstante, algunos llegaron por anomalías, averías durante un viaje o por estar perseguidos por otras razas.


Ese fue el caso de los seres de Orión, llamados comúnmente como los reptiles o reptiloides. De tamaños y apariencia diversa, con un nivel de inteligencia superior, desarrollo militar tecnológico avanzado, llegaron al sistema solar perseguidos por otro grupo humanoide altamente organizado y militarmente equivalente, con los cuales mantenían una disputa por haber invadido previamente sus zonas.


Cabe destacar que los reptiles son una raza altamente agresiva y de tipología jerárquica militar, es decir llegaron en situación de guerra y perseguidos, lógicamente en este estado aprovecharon todos los recursos que les ofrecía el planeta.


El planeta tenía como hemos descrito un plan de desarrollo humano primario y la llegada de estos elementos fue equivalente a la llegada de un ejército armado a un pueblo pequeño y pacífico, muy lejos de estar preparados para defenderse de semejante oponente.


Incluso las colonias habitadas con humanos (Et´s) profesores avanzados de equivalencia mental y desarrollo tecnológico similar, carecían de los medios para la defensa, es decir los reptiles rápidamente dominaron a todos los grupos, excepto a pocas colonias que al tener mayores capacidades escaparon y se organizaron para una defensa más bien táctica que directa.


El ser humano superviviente básicamente fue cazado como un animal y recluido en jaulas y zonas de control, donde los mayores fueron asesinados y solo dejaron a los niños y jóvenes, que pasaron a ser parte del nuevo grupo modificado, catalogado como un recurso de los foráneos, siendo utilizados para la reproducción, esclavitud y comida.


Los habitantes de las colonias se organizan y logran liberar por varias acciones a muchos de los prisioneros, pero al enterarse los reptiles se produce la persecución especifica de este tipo de humano de las colonias (Et´s) hasta casi su completa desaparición, pero algunos lograron enviar mensajes a diferentes lugares de procedencia. Una de las razas al no tener noticias de su colonia, envió naves militares en busca de su gente.


Estos al llegar a la zona, (sistema solar), sucumbieron a un engaño militar por parte de los primeros y se desarrolló una batalla que se relata como épica, (en los cielos), donde ambos oponentes quedaron seriamente dañados perdiendo más de la mitad de sus medios.


Los reptiles se refugiaron en sus bases en la tierra y los humanoides con mayor capacidad de maniobra, al saber que los supervivientes reptiles se retiran a la tierra, generan una especie de cárcel electromagnética rodeando la tierra desde un dispositivo colocado para ello. Dicho sistema evitaba la salida de los reptiles, confinándolos en la tierra.


En conclusión, la tierra de ser un centro espiritual de desarrollo para un humano primario, con maestros avanzados procedentes de otras civilizaciones, (residentes en las colonias), paso a ser una cárcel con los peores reclusos dentro, Reptiles y otras razas que le acompañaban, todos ellos depredadores.


La intención inicial del grupo humanoide (Comunidad), compuesto de diferentes razas Et´s, (o eso nos cuentan), fue regresar posteriormente para solventar la situación, ya que técnicamente se pensaba que la mayoría de los humanos habría muerto en manos de los reptiles y que los que podrían estar vivos, simplemente no sobrevivirían. Por lo tanto, se dio la orden de abandonar a su suerte a los humanos restantes.


Desde un punto de vista técnico poco se podía hacer por aquellos humanos.


“Yo recuerdo esa época, como parte del grupo humanoide formado de varias razas que luchaba contra los reptiles y otros seres de Orión, aun en misión en la atmosfera terrestre, nuestro objetivo era localizar a supervivientes específicos de las colonias, agruparlos y llevarlos a un entorno más seguro, alguno de los nuestros bajaba para acompañar y guiar al grupo mixto aprovechando el apoyo aéreo, en ese momento cerca de 40 personas, cruzaba una zona escarpada, un animal (no existente actualmente) y de grandes dimensiones los localizo, el miembro de nuestro equipo fue avisado y pide que intervengamos, se nos deniega el permiso y nos ordenan cambiar de posición de forma inmediata. El miembro de nuestro equipo y otro integrante del grupo deciden quedarse a esperar a la bestia, con la intención que, al grupo compuesto de mujeres, personas mayores y niños, les diera tiempo de escapar. Recuerdo mirar la escena por la pantalla, no recuerdo regresar a socorrerlos y saber más de ese grupo, nuestras naves ya estaban dañadas y poco más pudimos hacer”


La situación era compleja y más aun con alteraciones gravitacionales, terremotos y cambios geológicos provocados por la destrucción de un planeta del sistema solar, que cambio incluso la posición de los restantes.


Desembocando en una catástrofe planetaria no prevista, que duraría miles de años, algunos de los humanos prisioneros se liberan, ya que por terremotos, inundaciones y desastres diversos los reptiles pierden su casi totalidad de tecnología e instalaciones.


De esta manera los pocos humanos que quedan, se agrupan como pueden y en contra de los pronósticos logran sobrevivir. Muchos miembros de las naves humanoides por circunstancias diversas se quedan también atrapados en este planeta prisión.





29 vistas